martes, 13 de noviembre de 2012


10 comentarios:

Anónimo dijo...

Un privilegio que se gana a base de sinceridad y buenos sentimientos

Siempre un placer leerte Osvaldo, besos
buen descanso

María Eva Ruiz dijo...

A veces callamos por no seguir en una lucha absurda y eso le da al contrincante o interlocutor la vanidad del ganador.

Un abrazo muy grande,

Eva.

MAR dijo...

Es verdad!
mar

Jorge Ampuero dijo...

El privilegio de la verdad le pertenece solo a Dios y a la realidad.

Saludos.

Lapislazuli dijo...

Se lo puede autoadjudicar

Marina-Emer dijo...

…yo quiero decirte que escribo poesía porque tú
Me inspiras, escribo como el viento que roza nuestras
Vidas, escribo como tú; cuando tú, me visitas.
Hoy tengo una razón…felicitarte el día. Feliz domingo.
Con besos de esta amiga.
Marina

RECOMENZAR dijo...

excelente
corto
al grano
bueno

Anónimo dijo...

El que calla otorga, así se dice, pero creo que no hay nada más satisfactorio que hacer estallar a los silencios con la verdad...

Como siempre, genial Osvaldo, un placer enorme visitar tus letras.

Besos.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Osvaldo

Se puede callar una por tantos motivos, y como bien dices, eso no significa tener la verdad o al menos toda la verdad.

Besotes.

Rayén dijo...

Cuanta razón hay en tus palabras.
Somos dueños de lo que callamos y esclavos de lo que decimos, Osvaldo.
Tienes un blog muy interesante.
Mis afectuosos saludos.